Registro obligatorio de las aplicaciones fitosanitarias

El próximo mes de mayo entrará en vigor una orden del Ministerio de Agricultura y Pesca, que establece la obligación a los agricultores (con independencia de quién realice el tratamiento), de disponer de un registro detallado de todos los tratamientos fitosanitarios que se han realizado en la explotación (tanto en los cultivos vigentes como en la cosecha comercializada), y se mantendrá a disposición de la autoridad competente durante dos años a partir de la finalización de la campaña agrícola. En este registro se incluirán además los resultados de todos los análisis de residuos de plaguicidas realizados.

Esta orden se encuentra en el marco de la legislación comunitaria contenida en el Reglamento (CE) 178/2002 del Parlamento Europeo (por el que se crea la Autoridad europea de Seguridad Alimentaria y se refuerzan las obligaciones a los operadores de la cadena alimentaria, para garantizar que producen alimentos seguros y saludables) relativo a la trazabilidad, y los Reglamentos (CE) 852/2004 y 183/2005 sobre higiene de los productos alimenticios y de los piensos.
Los datos a recoger serán:

a) Para cada tratamiento plaguicida realizado:
1.º Cultivo, cosecha, local o medio de transporte tratado.
2.º Plaga, incluidas las malas hierbas, y motivo del tratamiento.
3.º Producto utilizado, nombre comercial y n.º de Registro.

b) Para cada análisis de plaguicidas realizado:
1.º Cultivo o cosecha muestreados.
2.º Sustancias activas detectadas.
3.º Número del boletín de análisis y laboratorio que lo realiza.

c) Para cada cosecha o cada partida de cosecha comercializada:
1.º Producto vegetal.
2.º Cantidad del mismo expedida.
3.º Nombre y dirección del cliente o receptor.

También habrá fondos europeos disponibles para el mantenimiento del Servicio de Asesoramiento a Explotación, que será impartido por organizaciones agrarias y cooperativas. Algunas comunidades autónomas están preparando cuadernos de campo para facilitar a los agricultores la labor de recoger estos datos.

La aplicación de esta Orden viene al dedillo a la crisis del pimiento que está afectando mayoritariamente al sector hortícola almeriense. La mayoría de explotaciones en la provincia cuentan con alguna certificadora que ya les obliga a mantener este tipo de registros en la explotación, por lo que aunque políticamente quede bastante destacable, a nivel de campo no se convertirá en un quebradero para los agricultores (al menos no para los que cumplen).

Amplíalo | Orden del MAPA sobre el registro de información del uso de productos fitosanitarios

3 Comments

  1. Marc
    Posted 15 abril 2010 at 19:52 | Permalink

    He encontrado una aplicación para llevar el registro de aplicaciones fitosanitarias que se llama Bio Fito, de la empresa Bio One (www.bio-one.com). Por lo que he probado, facilita muchísimo el registro y evita tener impresos cientos de hojas.

    • José López Caro
      Posted 8 octubre 2010 at 15:55 | Permalink

      gracias por su aportación. he encontrado su blog buscando con google. el programa parece interesante visto el tutorial que he mirado.

  2. Posted 15 abril 2010 at 19:57 | Permalink

    Muchas gracias por tu aporte, Marc. Parece que la empresa tiene otros sistemas de gestión para la actividad agropecuaria que son de interés.


Escribe un comentario