Te cambio un kilo de meritocracia por un gramito de rédito político

De forma anual, el Ministerio abre la convocatoria de ayuda para los proyectos de investigación. Los grupos de investigación españoles que así lo queramos podemos acceder a estas subvenciones presentando los diferentes proyectos con los que queremos participar. El baremo de selección lo rigen muchos factores, como la calidad del equipo de investigación, su implicación en la temática y un estudio curricular exahustivo. Es decir, la meritocracia de toda la vida.

Pero ya no sólo bastará con eso. Si quieres que tu grupo de investigación obtenga un apoyo digno, contrata mujeres. Hoy el ABC se hace eco de la indignación de investigadores e investigadoras ante el nuevo baremo ministerial: «Exclusivamente entre los proyectos propuestos para financiar por la comisión de selección se valorará la participación de miembros femeninos en el equipo de investigación (como investigadoras principales o como participantes en el equipo). Si el cociente de género mejora la media de su Programa Nacional, área o subprograma, este criterio mejorará la valoración de la Comisión de selección con cinco puntos».

Un insulto a la meritocracia científica, que también ofende a las mujeres investigadoras, que a partir de ahora no sabremos si están en sus puestos por su sexo o su trabajo. Un buen problema científico para parchear un problema social y obtener rédito político; la corrección política llevada al absurdo.

El Ministerio debería preocuparse de los ínfimos recursos de nuestros grupos de investigación, de los brillantes investigadores que se quedan en la calle o de las pantomimas becas de investigación que concede, y olvidarse de estas medidas discriminatorias que estorban el trabajo de nuestros científicos.

Vía | Barrapunto
Amplíalo | ABC | Cabrera niega que exista discriminación positiva en la investigación sino “apoyo” a los equipos con mujeres

Escribe un comentario